Marketing Digital vs Marketing Tradicional

En nuestro último blog, dimos una pequeña explicación de lo que es el marketing digital, sus componentes y por qué son importantes. Esta vez, queremos expandirnos y hablar de algunas de las diferencias del marketing digital frente al tradicional.

Primero, entendamos qué es el marketing tradicional. Esta, es la forma convencional de marketing a la que hemos estado expuestos en diferentes épocas. Es publicidad fuera de línea y métodos de promoción.

El propósito principal del marketing tradicional es el intercambio económico, es decir, la realización instantánea e inmediata de una venta. Entre las herramientas que utiliza el marketing tradicional están los periódicos, revistas, radio o televisión.

Cuando comparamos el marketing digital y el tradicional, cada uno tiene sus altibajos. En el lado negativo del marketing tradicional encontramos la falta de métricas precisas para medir los resultados.

A diferencia del sector online, no es tan fácil desarrollar ciertas métricas. Los cambios en los hábitos de consumo, las nuevas tecnologías y el creciente número de usuarios de Internet han perjudicado al marketing tradicional. Además, se puede tomar como un canal unidireccional en el que no hay comunicación con el cliente.

En el lado positivo, encontramos que llega a un público muy amplio. Tiene mucho alcance y credibilidad debido a todos los años que se ha utilizado. Tiene éxito cuando se dispone de un presupuesto considerable. Todos los consumidores que tienen acceso a un periódico, servicio de correo, televisión o radio pueden conocer el negocio o servicio.

Sin embargo, la principal razón por la que el marketing digital se considera mejor para un negocio, es porque Internet es la herramienta más utilizada hoy en día. La gente diariamente utiliza internet para comprar bienes y servicios, por eso una campaña de marketing exitosa se hace a través de medios digitales gracias a la facilidad de conectar con prospectos y clientes. Hasta el día de hoy, el marketing digital ha dado resultados que motivan a las empresas a seguir invirtiendo en las estrategias digitales más que en las tradicionales.

Independientemente del camino que decidas tomar, todos podemos estar de acuerdo en que el mundo del marketing está cambiando constantemente, pero mantenerse al día con las nuevas tendencias es un desafío que vale la pena tomar.